Luchar contra el patriarcado, es luchar para conseguir una sociedad donde las mujeres dejemos de ser ciudadanas de segunda y podamos vivir libres, diversas, seguras y en igualdad. Va mucho más allá de leyes electoralistas que carecen de presupuestos suficientes para su aplicación. Son necesarias políticas transversales que eliminen de raíz el origen de las desigualdades y las violencias que sufrimos las mujeres.

Vuelve el PCE para luchar contra el patriarcado, porque nos parece absolutamente necesario acabar con este sistema que somete y subordina a las mujeres a los hombres. Lo contrario a la igualdad. Patriarcado y capitalismo se retroalimentan para explotar a la clase trabajadora, siendo las mujeres quienes más la sufrimos.

Vuelve el PCE para luchar contra el patriarcado…

  • Para poner en el centro de las políticas la vida, valorando, visibilizando y reconociendo el trabajo de cuidados remunerado y no remunerado.
  • Para invertir en corresponsabilidad con servicios públicos necesarios y reparto equitativo del trabajo productivo y reproductivo.
  • Para acabar con el “suelo pegajoso”, que determina el futuro de las mujeres como cuidadoras, el “espacio natural” de las mujeres. Trabajando gratis en casa y fuera de manera precaria. Cargando con dobles y triples jornadas.
  • Para acabar con la transmisión de valores, prejuicios y roles sexistas desde la infancia (juegos y juguetes, cuentos, publicidad sexista, telenovelas…).
  • Para acabar con los “techos de cristal”, esas barreras invisibles en la carrera profesional de las mujeres, para que puedan promocionar por su preparación y experiencia.
  • Para garantizar la incorporación de las mujeres al trabajo productivo en igualdad y en condiciones dignas.
  • Para acabar con la feminización de la pobreza y con la vulneración de sus derechos fundamentales.
  • Para acabar con la feminización de la supervivencia y abolir todas sus formas: la explotación sexual, la explotación reproductiva y la explotación laboral.
  • Para acabar con la ideología patriarcal que promueve y justifica el terrorismo machista, el asesinato y las violencias contra las mujeres.
  • Para acabar con el control del cuerpo, y de la vida sexual y afectiva de las mujeres.
  • Para abolir la prostitución, una forma de violencia machista que confirma y consolida la definición patriarcal de las mujeres según la que deben estar al servicio sexual de los hombres.
  • Para acabar con el control reproductivo de las mujeres. Por la plena despenalización del aborto, libre y gratuito y por la abolición de los vientres de alquiler, un medio más de control del cuerpo de las mujeres trabajadoras y un negocio para el capital.

Sobre la lucha contra el patriarcado – XX Congreso del PCE by PCE on Scribd