Feminizar la política no es solo que hay un gobierno paritario, incluso que haya más mujeres que hombres en los espacios políticos. Feminizar la política va mucho más allá: significa convertir el feminismo en el eje central de la acción y la agenda política, cambiando el orden de prioridades y ampliando la política misma.

Vuelve el PCE para feminizar la política, porque nos parece absolutamente necesario cambiar miradas, formas, y órdenes de prioridades, haciendo política pensando en las necesidades del conjunto del pueblo trabajador.

Vuelve el PCE para feminizar la política….

Para convertir el feminismo en el eje central de la acción y la agenda política. El feminismo no se hace solo el 8 de marzo.

Para incorporar la ética de la responsabilidad y los cuidados en las formas de militancia, en las dinámicas organizativas internas y de la política pública.

Para transformar la política, cambiar el orden de prioridades e incluso la noción de lo que es o no importante. 

Para ampliar la política, entender que va mucho más allá de la práctica en partidos o instituciones. 

Para hacer política desde las vivencias concretas y las experiencias colectivas. Poner el énfasis en lo cotidiano, lo micro, lo relacional, lo común y lo comunitario.

Para reescribir las reglas desde una perspectiva feminista, transformando los modos de relación. Situar lo relacional en el centro, que se oriente a construir formas estables de lo común, facilite encuentros, sincronice ritmos.  

Para trabajar desde el potencial transformador de las formas de hacer.  

Para caminar hacia formas de militancia más sostenibles con la vida, repensando los tiempos de militancia, haciéndolos compatibles con los tiempos de cuidado.

Para buscar un liderazgo transformacional que fomente el trabajo en equipo, la horizontalidad, la participación y el poder compartido.  

Para feminizar lo masculino, cambiar la masculinidad.

 

Principios organizativos del PCE by PCE on Scribd